domingo, 14 de septiembre de 2008

La paz y la tranquilidad deseada...





Nada como desaparecer unos dias del escenario cotidiano... un lugar tranquilo que apacigue mi espiritu. No hace falta irse muy lejos, pues ya se sabe, solo con desconectar la mente y te trasladas a ese lugar que solo tu puedes entrar.

Pero este no ha sido el caso estos dias, me he perdido en uno de mis lugares favoritos.., desconexión de todo el manto que me rodea para bien o para lo no tan bueno... desconexión que me permite ver allí en la distancia con más claridad lo que ya tengo claro.Y es que me gusta mucho irme a ese rincón que para mi tiene magia, me gusta tener mi espacio para mi sola, perderme en largos paseos, tomar ese chocolate caliente mientras llueve y dejar que vuele mi imaginación...

Ahí, viendo desde lejos, todo cobra más claridad y lo que realmente importa, es lo que aflora a mi mente. Y lo que creia que necesitaba pierde fuerza y valor.Me gustan esas escapadas, despertarme tranquila, sin prisas.., abrir las ventanas y ver como estoy rodeada de montañas, abrazada por su majestuosidad y a lo lejos las primeras nieves... con un Sol hermoso que refleja en su blanco esplendoroso.

Todo eso cobra toda la magia que me inspira es cuando mis musas se dspiertan y me dicen, buenos dias amiga es hora de crear de decir, mantente alerta y no dejes ningún detalle suelto, observa y guarda en tu memoria todo lo que te ofrezco... gracias !! gracias mis musas, mis duendes de la inspiración...

Algunas veces sube alguna amistad para compartir conmigo un pequeño pero rico momento, bebemos, hablamos, y dependiendo de que tipo de persona sea risas., muchas risas, que tambien hacen falta... no hay nada como una buena botella de vino y una buena conversación... y es que la amistad no tiene precio cuando se trata de personas que te arropan con su calor.

Pero esta escapada me ha dado la energia, la recarga, la paz, la tranquilidad buscada y deseada.El encuentro, el encuentro conmigo misma, con mi yo.. he respirado muy profundo y he sonreido a las nubes a los arboles a todo lo que en esos momentos me ha hecho sentir bien.

Y vuelvo llena, de eso que solo yo podia darme, amor y serenidad...

2 comentarios:

Sara dijo...

Hola amiga hechicera!!! no sabes que alegría me da leer hoy tu post, es precioso, lo comparto totalmente y además me alegra de que tú te sientas así, y es que la verdadera y única felicidad está en nuestro interior, allí hay que buscarla y la encontraremos y luego todo lo demás viene solo, compartir todos esos momentos buenos con gente de bien.
Un abrazo amiga

Hechicera dijo...

Mi querida amiga, para querer bien hay que quererse a uno mismo...

Yo lo procuro..

Un gran abrazo amiga